1484 COMIENZO DE LA SOLUCIÓN FINAL A LA GUERRA DE GRANADA E INICIO DE LA HISPANIDAD

DOCUMENTOS DE 1484

El análisis de tres documentos del Archivo General de Simancas relacionados con Alcalá la Real, en los que los reyes Isabel y Fernando se dirigen a Juan Flores, contino de su Casa, nos permiten asegurar la firme determinación de los monarcas de continuar enérgicamente, con una guerra sistemática, la iniciada dos años antes, y que respondía a la empresa nunca olvidada durante largos siglos de la reconquista del suelo patrio.

Determinación favorecida por los sucesos del año anterior, 1483, en los que la prisión del Rey Chico de Granada Boabdil, el 20 de abril en la batalla de Lucena, y el Tratado de Córdoba, del mes de agosto, por el que este rey se convierte de rey prisionero en rey vasallo de los cristianos, obligado a luchar contra su padre, el rey viejo Muley Hacen y su tío el Zagal: ponen en división y perdición a aquel reino de Granada. Palabras que dirige en una carta el rey Fernando el Católico a su hermana, la reina de Nápoles, y que definen muy bien la situación.

I . El primero de los documentos se escribe el 9 de agosto en Tarazona, donde los reyes han reunido las Cortes de Aragón con el objeto de pedir subsidios para las guerras de Rosellón y de Granada.

El rey Fernando intentará acudir a Rosellón; pero la reina se opone y es a Córdoba donde se dirigirá, para organizar una gran tala a la vega de Granada y abastecer a Alhama.

El documento es una carta de comisión a Juan Flores, contino real, para que vaya a Alcalá la Real y otros lugares de los obispados de Córdoba y de Jaén y haga pesquisas sobre la importación de armas y vituallas a los moros del Reino de Granada. Averigüe las personas que lo hicieron y que sean prendidas y castigadas, dándoles poderes para ello.

Se trata de la asfixia económica del Emirato, táctica que va a ser seguida por los Reyes Católicos, y que corresponde a esa firme determinación de guerra sistemática.

II. El documento segundo, fechado en Córdoba el 29 de agosto, responde a las quejas y petición de justicia, presentada ante el Consejo de los Reyes, por el Concejo, justicia, regidores, etc. de la noble ciudad de Alcalá la Real, contra el alcaide y algunos regidores y caballeros de la ciudad que están de su parte, y obran a su antojo, no respetando los privilegios y ordenanzas de la ciudad. Se refiere a que en tiempos pasados había ocurrido lo mismo, cuando hubo gran enemistad entre don Alfonso de Córdoba, cuya es la casa de Aguilar, y el conde de Cabra … y que ahora se repiten, dicen.

Pero la enemistad de ahora, 1486, no es entre el primer conde de Cabra muerto en 1481, y el señor de Aguilar, sino entre el segundo conde de Cabra (1481-1487) y sus partidarios del Concejo alcalaíno contra otros componentes de este Concejo, que son los que presentan las quejas.

Este segundo conde de Cabra, al que no se nombra en el documento más que con el título de su cargo de alcaide, es el vencedor de Boabdil en la batalla de Lucena, junto a su pariente el alcaide de los Donceles señor de Lucena.

Otras quejas del Concejo alcalaíno contra este alcaide se refieren a que muchos moros que habían venido a la ciudad para tornarse en cristianos y el dicho alcaide y otros caballeros de la ciudad les han echado fierros y estan captivos por moros. Y también que el alcaide ha mandado al alfaquí mayor que no use de su oficio y no vaya a faser las cosas puestas para redención de captivos, sino quando él quiera, de manera que están muchos captivos sin salir de tierra de moros.

Los Reyes responden a la petición de justicia encomendando, o dando comisión, a Juan Flores, para que vaya a la ciudad de Alcalá la Real, y a donde fuera necesario, y haga pesquisas e inquisición de todo lo denunciado. Para lo cual le dan poder cumplido durante treinta días, con salario de 300 maravedíes cada día para él, y 70 maravedíes para el escribano, pagados por la ciudad de Alcalá la Real, dándole poder cumplido para hacer prendas, prisiones, o remates, para cobrarlos.

III. El documento tercero, fechado en Sevilla el 4 de octubre, es una comisión a Juan Flores, en la que se le prorroga en veinte días la comisión anterior de treinta días, por no haber podido acabar durante ese tiempo la pesquisa encomendada.

Se insiste, sobre todo, en el asunto de los moros, tanto de los que se vienen para hacerse cristianos voluntariamente como de los que fueron tomados en tiempos de paces secuestrados injustamente, y se ordena a Juan Flores que los pongan a todos en poder de buenas personas, llanas e abonadas, por inventario y ante escribano público.

Esta preocupación por los moros de los Reyes, así como el deseo de los moros de hacerse cristianos, nos indican que se prevee, por las dos partes, el inminente final de la guerra, dada la firme determinación de los Reyes.

Finalizamos esta pequeña aportación al homenaje de don Pedro con un

APENDICE DOCUMENTAL

Algunos de los mas significativos fragmentos de estas cartas, precedidos de su referencia en el Registro General del Sello de Simancas.

I. 9 de marzo 1484. Tarazona.

Comisión dada a Juan Flores, contino real, para que vaya a Alcalá la Real y otros lugares del Obispado de Córdoba y de Jaén y haga pesquisa sobre la importación de armas y vituallas a los moros del Reino de Granada. Reyes.

… Sepades que Nos somos informados que ciertas personas, con poco temor de Dios e nuestro, e contra nuestros quitos e defendimientos, no importándole ellos ni parte de ellos, han incurrido; han metido e meten al Reyno e moros de Granada, enemigos de nuestra santa fe católica por lospuertos de la ciudad de Alcalá la Real e por la villa de Quesada, e por otros puertos de logares, villas e lugares de los obispados de Córdoa e Jaén, pan e sal, e quesos e aceite, paños e fustanes, camas e lienços, e otros muchos mantenimientos para los dichos moros. E a Nos como Rey e Reyna, e señores, corresponde remediar. Nuestra merced e voluntad es mandar saber la verdad de lo suso dicho … e qualesquier personas que metieron los dichos mantenimientos sean prendadas e castigadase que luego vayades a la dicha ciudad de Alcalá la Real e villa de Quesada e logares … con los corregidores entendades en ello, y vos informedes y ayades verdad … que vengan e presenten ante vos sus llamamientos e complimientos e fagan juramento e digan sus dichos … en los plazos e so los tiempos que los vos postedes e mandades poner … e emplazar … a todas e qualesquier personas de qualquier ley … e condiçión que sea, súbditos e naturales, como extranjeros …

II. 29 agosto 1484. Córdoba.

Comisión a Juan Flores, para que haga pesquisa de las discordias ocurrida sen el Concejo de Alcalá la Real como consecuencia de lo acontecido entre don Alfonso de Córdoba, cuya es la Casa de Aguilar, y el Conde de Cabra. Consejo.

… Sepades que por parte del Concejo, justicia, regidores, cavalleros, escuderos, oficiales e omes buenos de la cibdad de Alcalá la Real, nos fue fecha relaçión por su petición, que ante Nos en el nuestro Consejo fue presentada, diziendo que en los tiempos pasados de las guerras e bolliçios de estos nuestros Reynos e señoríos, ovo en esta Andalucía grande enemiga entre don Alfonso de Córdoba, cuya es la Casa de Aguilar, e el Conde de Cabra del nuestro Consejo, que en la dicha cibdad de Alcalá la Real, día que ovo algunos caballeros e regidores que siguieron un partido, e otros que otro, entre los quales, día, que ovo discordias e reempeños; de manera que los previllegios de la dicha cibdad e muchas hordenanzas que avía antiguas de buenas costumbres entre alcaide e regidores, jurados e alcaldes e alguazil e mayordomo, non se guardaron. E que aún en el presente año, en que estamos, díz, que el alcaide de la dicha cibdad con tres regidores de ella, eestando otros en la dicha cibdad que non quisieron ser en ello, e estando la mayor parte de los vecinos de ella en nuestro serviçio en la guerra de los moros, eligieron dos alcaldes e alguazil e mayordomo, e que el dicho alcaide, diz, que fizo a dos criados suyos el uno alguazil e el otro mayordomo. Y esto a causa que aviendo de seguir su voluntad para en las cosas que él quiera faser. Aviéndose de elegir, como diz, que se solía faser, en corcodia e requerimiento del dicho alcaide porque tiene una voz por ser alcalde mayor de las apelaciones. E se ha atrevido el dicho alcaide de mandar que algunos regidores non entren en cabildo ni echen suertes como, diz, que solía faser de costumbre…

E que muchos moros se an venido a tornar cristianos e que el dicho alcaide e otros caballeros de esa dicha cibdad les an echado fierros y están captivos por moros. E así mesmo, diz, que el dicho alcaide manda al alfaquir mayor que no use su oficio puesto por la dicha cibdad. Y seyendo hombre bueno, e bien informado, se le manda que non vaya a faser las cosas puestas a redención de captivos sino quando él quisiere, de manera que están muchos captivos sin salir de tierra de moros a su casa …

E nos fue suplicado que mandásemos faser justicia e pesquisa e proveer sobre todo como cumple a nuestro serviçio …

E Nos tovimoslo por bien e confiando de vos, que sodes tal que guardaredes nuestro servicio e la justicia de las partes bien e diligentemente, vos mandamos que vades a la dicha cibdad, e a otras qualesquier partes, donde fuere necesario, e fagais pesquisa e ynquisición cierta de lo suso dicho … e vos mandamos poder cumplido por esta nuestra carta … Ca es nuestra merced que estedes en faser lo susodicho treynta días, que ayades de salario para vuestra costa e mantenimiento, cada uno de los dichos treynta días, trescientos maravedíes y para un escribano, ante quien pase la dicha pesquisa e abtos que sobre ello se fisieren, cada uno de los treynta días, setenta maravedíes. Los quales vos sean pagados por parte de la dicha cibdad de Alcalá la Real, y para los quales haber de cobrar, y hacer exenciones e remates e faser prendas e provisiones, vos damos poder complido por esta nuestra carta …

III. 4 octubre 1484. Sevilla.

Prorrogación del término concedido a Juan Flores, nuestro vasallo, para hacer pesquisa en la ciudad de Alcalá la Real, sobre las diferencias existentes entre el alcaide, regidores y otras personas de ella y sobre los moros que en ella se retienen cautivos indebidamente. Consejo.

… Bien sabedes como sobre razón de ciertas diferencias que son y eran contra el alcaide, regidores, cavalleros, escuderos y otras personas de la cibdad de Alcalá la Real, Nos, vos damos a la dicha cibdad a faser ciertas pesquisas y entender los dichos debates e proveer sobre ello … os dimos por nuestra carta término de treinta días … e agora nos es fecha relación que no aveis podido acabar de faser e complir lo que vos mandamos, por lo qual prorrogamos e alargamos el servicio para otros veynte días próximos siguientes, para lo qual vos damos aquel mismo poder que en la dicha nuestra carta vos dimos. E es nuestra merced que ayades de salario para vos e para el escribano que con vos fuere otros tantos maravedíes cada día como vos mandamos dar en la dicha nuestra primera carta. Los quales vos sean dados e pagados de los bienes de los culpantes, para los quales podades hacer prenda e remate de bienes…

Otrosí vos mandamos que, durante el dicho tiempo de los dichos veinte días, llamades a las personas a quien toca e atañe, e hagais información, e sepais la verdad de qué moros están captivos en la dicha cibdad, en poder del alcaide o de otras personas singulares de ella, de los que se venían a tornar cristianos e de los que se tomaban en tiempos de paces por los quales están cristianos en tierra de moros. Y en lo que podieredes proveer buenamente fased lo que con justicia devades, y en lo que buenamente no pudiérades proveer durante los veinte días, poned los dichos moros, que así se venían a tornar cristianos de su voluntad e los que fueron tomados en tiempos de paces en secuestración de manera injusta, en poder de buenas personas llanas e abonadas, por ynventario y ante escribano público.

EPÍLOGO

Juan Flores cumplió bien su cometido, ya que en un documento posterior (Registro General del Sello. 1489, marzo 21.) los Reyes ordenan al pesquisidor de Alcalá la Real, Alfonso de Ávila, haga la pesquisa a partir de la información hecha por su antecesor, Juan Flores, y no vuelva sobre los alborotos que éste ya castigó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s